¿Cómo hacer frente a la incertidumbre?

Hemos hablado mucho sobre la pandemia y la continuidad de negocio, sobre sus efectos en los nuevos esquemas de trabajo y de continuidad de negocio y en la forma en la que los ambientes laborales se han visto trastocados por este gran disruptor. Acompaña a la pandemia un entorno global de incertidumbre que tiene a la población mundial con grandes niveles de estrés, ansiedad y depresión. Las grandes paradojas de la vida laboral y personal hoy nos ponen frente a dilemas amplios y aunque muchas empresas han decidido abrazar las ventajas del trabajo remoto, muchas otras han optado por llamar de regreso al trabajo presencial a su fuerza laboral.

Más allá del contexto y del entorno global que vivimos y que se prevee para los próximos meses, necesitamos atender desde la empatía el sentimiento humano hacia la incertidumbre.

La realidad es que al ser humano la incertidumbre, la ambigüedad y la falta de información le prenden alertas de peligro como parte de un instinto de supervivencia que aún está arraigado y que puede mermar de forma importante la salud mental, emocional y social de la persona. Este sentimiento de incertidumbre nos hace más proclives a desarrollar enfermedades y patologías que hoy vemos con más recurrencia.

Hacer frente a la incertidumbre es más sencillo de lo que parece y puede ayudar a que se disminuyan los factores de riesgo psicosocial, mejorando así el impacto en la salud física, mental y social de cada persona en la organización.

  1. Incorpora la práctica del «aquí y ahora» a tus hábitos diarios, el mindfulness es una excelente herramienta para desarrollar atención plena centrados en el presente, dejando de lado la ambigüedad del pasado y el futuro. Gran aliado para calmar el sistema límbico, bajar los niveles de adrenalina y disminuir el pesimismo y la angustia.
  2. Ten un plan de contingencia personal, mantén al día tus redes de relacionamiento, soporte y ayuda, mantente en contacto con personas positivas que puedan fortalecer tu positivismo. Mantener un buen nivel de relacionamiento te ayudará a perder el miedo, a bajar los niveles de incertidumbre y te ayudará a desarrollar una visión positiva del presente.
  3. Haz conscientes tus sesgos y elimínalos. Los sesgos cognitivos nos llevan a la generación de expectativas excesivas, que generan frustración y un sentimiento de insatisfacción permanente.
  4. Fortalece tu tolerancia a la frustración y al riesgo. Recuerda que cada vez que sobrevivimos a una experiencia salimos fortalecidos, ganamos confianza y la habilidad para manejar riesgos.

La incertidumbre no tiene que paralizarnos, de hecho, la capacidad para manejar la ambigüedad y la incertidumbre es una gran habilidad que nos permitirá vivir los cambios con positivismo y apertura, con flexibilidad y fortaleza. Porque después de todo, lo único constante, es el cambio.

Suscribase A Nuestro newsletter

Recibe mensualmente información que sumará valor a tu negocio.

Comparte en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Education Template

Registro para curso

Un asesor te contactará para darte más detalles.

Contact Info

Queremos escucharte
cuéntanos tu
Requerimiento

Gracias por tu interés

Deja tus datos y uno de nuestros consultores te contactara para agendar una Videoconferencia y así escucharte, conocerte y saber más sobre tu requerimiento

©Derechos reservados Brandketing® Consultores Asociados, S.A. de C.V. 2022

Registro

Gracias por tu interés en el curso.

Contacto

×